Noemí A. Giglio de Pinto, madre docente y escritora

 

 

En homenaje a todas las docentes, las tan necesarias formadoras, las que enseñan, las que nos guian en nuestros primeros pasos, que dejan su casa y su familia, sus hijos, para enseñas a sus otros "hijos" sus alumnos.

 

Noemí A. Giglio de Pinto, madre docente y escritora

Noemí Amalia Giglio, plantando el laurel em Plaza Moreno.En la foto Noemí A.Giglio de Pinto plantando un laurel, en un día de abril y en conmemoración del aniversario de La Plata en 1983 y colocación de una placa en nombre de la SADE (Sociedad Argentina de Escritores) a Josefina Pelliza de Sagasta autora de “Hoja de laurel”, primera poesía dedicada a La Plata y escrita en La Plata, sacada a los 100 años de la urna que contenía las monedas y recuerdos fundacionales.


Dicho laurel se encuentra ubicado en 53 y 13. Del centro de la plaza sale hacia 54 un cantero de un lado la estatua de M. Moreno y a lo largo del mismo cantero hacia 54 está el laurel, el monolito donde “Amigos del Club Universitario” (literatos) colocasen una placa la escritora de la poesía fue robada, queda sólo el monolito de piedra.

 

Es un laurel blanco.
Revista de Educación Nª 5 año 1988.
En sumario- Notas
Noemí Amalia Giglio de Pinto.

 

 

 


 Madres

La Personalidad, El alumno marcado, Algo más para ellos...-Noemí Amalia Giglio de Pinto.

  •  Adelantó, con sus estudios psicológicos, el proyecto puesto en marcha en décadas posteriores, de la futura carrera de psicología (1959)

“…. Aunque “Vivir Viviendo” actual de la escritora Noemí A. Giglio, no es su obra primera, porque esta Señora viene dando a la estampa desde la década de los años 30, colaboraciones didácticas en la “Revista de Educación” de la Prov. de Buenos Aires, jerarquizada por haber sido fundada por Sarmiento.

Lo didáctico de los artículos de Noemí Amalia Giglio nunca descarta la nota lírica y emotiva porque se nutren de su vocación-doble-de maestra y poetisa.


Además de colaborar con la SADE (Filial La Plata) Noemí ha recibido la consagración en muchos concursos y juegos florales, y compartiendo mesas redondas y charlas con sus colegas que la aprecian y consideran como una de las  proyectadas hacia las objetividades y subjetividades valorativas que hacen la forja del espíritu humano…”

LIbro de más de 240 paginas.
Publicaciones en diarios como:

  •  “La Nación”
  •  “El Día” (…Carta un padre desesperado…)
  •  “La Prensa”
  •   Diario “Hoy”…….

Presentaciones de prestigiosos visitantes como:

  •  Borges
  •  Sábato
  •  Cortázar

Felicitaciones  y augurios de:
 

  •  Victoria Ocampo
  •  Ernesto Sábato (quien la llamaba Noemicita)
  •  Borges
  •  Seigel
  •  Muchos otros guardadas en “su caja de recuerdos”
  •  Especialmente sus hijos y Eduardo que la alentó a concretar este “Vivir Viviendo”.

Noemí Amalia Giglio

Mucho se podría agregar de Noemí Amalia Giglio esta educadora que tuvo una larga vida, sencilla y fructífera, alumbrada por el amor de sus hijos y nietos. A no dudarlo un espíritu noble con una gran vocación de servicio.

 

 

"Enseñar y Aprender"

Enseña el maestro.
El profesor. El científico
los padres. El artista...
Y, también aprenden
Se establece un intercambio
A veces descarnado, ignorado
O feliz
No sólo de conocimientos,
Necesidades, aptitudes, modos.
Convivencia, costumbres;
Generacionales...
Aprende, el maestro del alumno;
El padre, del hijo.
Del amigo, de sus mundos.
Se emprende la marcha completando el ciclo de
Conocimientos, descubrimientos.
Asombros, camaradería,
Amiga complicidad.
Y siempre: ciencia. Arte. Humanidad
En la noble tarea de educar.
Bella como compleja.
Tan posible como él Amor que se ponga.
Tan difícil, como la distancia en que un pequeño descuido:
Nos coloque.

Noemí Amalia Giglio (Vivir Viviendo) Pag.102