Fotos antiguas 1

Galería de Fotos> 3 4 5 6 7

Se aprecia una foto coloreada de nuestra ciudad, donde se puede ver sobre la calle 50 la denominada “casa de los 40 días”, antes de que fuera reducida a lo que es actualmente el Museo y Archivo Dardo Rocha en la calle 50 N° 930.

Hermosa vista desde los altos de la Casa de Gobierno, se aprecia el techo de la estación ferroviaria “19 de Noviembre” con su salida para el humo de las maquinas, la foto aproximadamente de 1900, se aprecia la plaza y su hermoso dibujo de jardines, los clásicos coches de alquiler, en la esquina de 7 y 50 el Hotel Mainini, romántica época de los primeros años de la ciudad.

Días del centenario: Los platenses estaban disfrutando de un día muy esperado, que tuvo su momento culminante en el momento que las autoridades descubrieron los dones fundacionales dejados por el fundador Dardo Rocha en 1882, que estaban cubiertos por la bandera. (Foto gentileza Alejandro Paulucci)

Calle 7 con el Palacio Legislativo a la izquierda y la plaza San Martín a la derecha. Foto tomada de sur a norte en el año 1934.

Descriptiva foto del hermoso caserón, lamentablemente desaparecido, que se encontraba en las intersecciones de las calles 6, 45 y Diagonal 77. Numerosa era la familia Gomila con una larga tradición, Es bueno mencionar que Teófilo Gomila había nacido en el Uruguay, en 1845, pero por motivos políticos se radicó en nuestro país, más precisamente en la región de Azul, donde instaló su primer establecimiento rural, al que denominó Sierra Chica. Allí fue tomado prisionero por los indígenas, pudiendo con posterioridad fugarse en plena zona de frontera. En 1874, Gomila respaldó la revolución mitrista, tomando parte en el ejército del general Rivas, en la batalla de La Verde, para poco tiempo después contraer enlace con Juana De la Lastra y trasladarse a campos de su suegro, Justo De la Lastra. En 1890 se establece en nuestra ciudad, y es propicio señalar que mantuvo una íntima amistad con el gobernador de la provincia de Buenos Aires Máximo Paz. Esta importante personalidad de la provincia fallece en 1917 dejando una familia con trece hijos. La tradición oral dice que esta mansión fue construida en base a un proyecto de Pedro Benoit, cosa que el Sr. Gomila que gentilmente me ha cedido esta imagen, no ha podido corroborar.

Observatorio Astronómico: Entre las diversas instituciones organizadas con motivo de la fundación de la ciudad de La Plata fue creado el Instituto del Observatorio Astronómico por ley del 15 de octubre de 1882.

Honores póstumos: “Los restos de Dardo Rocha y su esposa Paula fueron recibidos por el comisionado municipal, cargo que ocupaba por decreto Nª 23 del 25 de marzo de 1940, Carlos Rocha, hecho que hizo adquirir mas emoción a la ceremonia” (sic) Pag.258 Hebe Judith Blasi, 2004 Dardo Rocha, un exponente de la generación de 1880 Editorial Dunken.

Foto aérea: La ciudad en una vista de norte a sur, la diagonal que se aprecia es la 80 y el espacio libre a la izquierda es donde estaba el edificio del Mercado Buenos Aires.

El Arq. Adolfo Buttner fue quien proyecto el Asilo Marín la institución, donada por Plácido Marín a la Iglesia Católica “con el propósito de producir un acto caritativo a favor de los ancianos desvalidos de uno y otro sexo según consta en un escrito de 1906.

Emma de la Barra había nacido en Rosario en 1861 y era hija de Federico de la Barra, político y periodista de destacada actuación. Siendo todavía niña, Emma se trasladó con la familia a Buenos Aires donde, años más tarde, se casó con su tío paterno Juan de la Barra. Inquieta por naturaleza, continuó desarrollando sus talentos artísticos, encaminados hacia la música y la pintura. En este medio propicio pudo poner en marcha iniciativas que lograron éxito, como la fundación de la Sociedad Musical Santa Cecilia para encauzar el entusiasmo de los aficionados a la música; la primera escuela profesional de mujeres; la Cruz Roja, que fundó en unión de Elisa Funes de Juárez Celman en las postrimerías del gobierno jaqueado por la revolución de 1890; la exposición de obras de arte y joyas que organizó en 1893 con Delfina Mitre de Drago, con fines benéficos, y que permitió admirarlas más hermosas expresiones artísticas que había entonces en colecciones privadas.

Otra importante empresa en la que participó, con el marido, fue la construcción de un barrio obrero en Tolosa, donde estaban los talleres ferroviarios junto a La Plata, o lo que sería entonces la capital de la provincia. Habilitado en 1882, precisamente el año de fundación de esa ciudad, el grupo de edificaciones, que abarcaba dos manzanas, fue popularmente conocido como “las mil casas”, de las que aún quedan vestigios. Emma proyectó allí una escuela, teatro e iglesia, pero fracasó económicamente y perdió casi toda su fortuna. Recluida por su viudez como se acostumbraba entonces, a partir de 1904 se entregó a la literatura, ya que otras actividades le estaban vedadas. Escribió Stella en pocas semanas según refirió en un reportaje, y la dio a la imprenta en forma anónima encargándose de los trámites Julio Llanos, poco después, su segundo marido.

También explicó que el seudónimo obedecía al hecho de que una mujer escritora era entonces mal vista, pero lo cierto es que el éxito fue inmediato. Corría el año 1905 y la reducida sociedad de la época comentó el hecho con interés, pues se creía estar en presencia de una novela con personajes reales, además de que conquistaron a los lectores el verismo y el estilo con que se pintaba un medio que la autora conocía bien. Llegó a suponerse que Llanos era el responsable del libro, pero, ante el revuelo suscitado, la verdad salió a luz. La crítica literaria fue elogiosa y la primera edición se agotó enseguida. Aquella novela emocionó a varias generaciones, dio a su autora motivos de orgullo y ganancias considerables y tuvo varias ediciones y traducciones.

Entregada de lleno a la tarea literaria, Emma de la Barra publicó en 1906 otra novela, Mecha Iturbe, por cuyos originales la casa Maucci, de Barcelona, pagó 5.000 pesos adelantados por 6,000 ejemplares, hecho insólito er las letras argentinas. Durante la Primera Guerra Mundial el matrimonio se encontraba en Francia, desde donde Llanos enviaba crónicas a La Nación, que alguna vez eran escritas por Emma sin que se notase, tan bien había captado el estilo periodístico. Años más tarde publicó su tercera novela, Eleonora, que apareció en la revista El Hogar bajo la forma de folletín en 1933, y luego como libro, editada por Tor, y luego en Chile. Había quedado casi olvidada una novela para adolescentes, El Manantial, que allá por 1908 le publicó la Editorial Estrada.

También de las prensas de Tor salió la novela La dicha de Malena en 1943, volumen en el que se incluía el cuento El beso aquél que publicó antes El Hogar. Adaptó sus obras para el cine y colaboró en diarios y revistas, pero su mayor lauro fue Stella, escrita en una época en que no eran muchas las mujeres que podían aspirar a la fama literaria.

Tranvía 25 “Los coches de esta línea eran conocidos vulgarmente como el 25 largo por su longitud mayor con respecto a los otros tranvías, que les hacía necesario tener cuatro ejes (ocho ruedas) y dos troles, uno en cada frente, utilizando durante la marcha el trasero” Jorge Raúl Girbal “Los tranvías que yo vi”

Ómnibus de la Línea 3 circulando por la Avenida 7 y llegando a la parada de la calle 50, el edificio de atrás izquierda es Gath & Chaves, tradicional casa comercial de la ciudad.

Tranvía Biblioteca con la desaparición del servicio tranviario algunos coches se utilizaron como aulas de escuela, en el de la foto como biblioteca. En la foto estacionado enfrente de la biblioteca pública en 7 y 60.

Plaza San Martín en los primeros tiempos de la ciudad y la esquina de 7 y 53 en el año 1887 aproximadamente, obsérvese la avenida 53 como cruza la plaza.

El mismo edificio de la Jefatura de Policía unos años después.

Edificio de la Jefatura de Policía en construcción en la calle 2 entre 51 y 53 en el año 1883, se puede ver que esta en la parte final de su construcción.

Calle 1 o calle Real a la altura de las calles 34 y 35 en el año 1905, obsérvese a la derecha el techo a dos aguas es el actual Museo del Automóvil, en aquel momento era la única iglesia en Tolosa.

Edificio actual del Ministerio de Economía, esquina de calle 7 y 46, obsérvese el paso del tranvía en el año 1939.

Plaza San Martín en la mañana nevada de 1918, única vez que había nevado en la ciudad, hasta el 9 de julio de 2007, de fondo el Palacio de la Legislatura.

Desaparecido edificio de Ministerio de Economía y Hacienda en 7 entre 45 y 46 en el año 1905, se puede apreciar al vigilante con uniforme prusiano.

Plaza Moreno el día de la nevada, al fondo la catedral en construcción, sin su techo. Esta foto fue tomada con la cámara del Sr. Florentino Girardengo en la mañana del día de la nevada del año 1918.

Reloj Eléctrico que existía en la plazoleta de calle 5 y 48 Frente a la Iglesia San Ponciano donde hoy esta la fuente. (Año 1913)

Estación de Trenes en calle 1 y 44 en el año 1934.

Estación Ferrocarril Provincial (Meridiano V) en la calle 71 y 17 en el año 1932. El 27 de abril de 1910: se inauguran los primeros 100 Km. y los trabajos en la estación cabecera del Ferrocarril Provincial La Plata al Meridiano V en 17 y 71 que funcionó como tal entre 1910 y 1977.

Una imagen que lo dice todo el, final de una línea ferroviaria que importantes servicios brindaba, una de las joyas perdidas de nuestra ciudad de La Plata.(Foto cedida gentilmente por el Sr. Martín Hurtado)

El 13 de septiembre de 1974 fue un día negro para el Palacio de Gobierno, pasado el mediodía, en la mansarda comienza un incendio de grandes proporciones, que consume toda la parte superior, madera interior y techos de pizarra son presa muy combustible que con el accionar de varias dotaciones de bomberos es sofocado, sin que se tuvieran que lamentar perdidas humanas, en poco tiempo el sector fue reparado y restaurado.

Otra secuencia del incendio de la Casa de Gobierno en 1974.

Otra imagen desde plaza San Martín, del incendio del Palacio de Gobierno, donde ya se agolpaba el público.

El mimo francés Marcel Marceau que supo ganarse fama mundial vino varias veces a la Argentina y en cuatro oportunidades se presentó en los escenarios de La Plata, donde el aplauso del público fue, sin duda, el mejor recuerdo que se llevó de nuestra ciudad, el la foto de mediados de 1995 en su actuación en el Coliseo Podestá a uno de sus personajes más característicos “Bip”, el payaso creado en 1947.

Por algunos metros fuera del casco fundacional de la ciudad, se aprecia desde la altura la ciudad a la izquierda y el estadio, sin techo en aquél momento.

El 21 de abril de 1992 quedó establecida la “Fundación Estadio Ciudad de La Plata”, institución integrada igualitariamente por representantes de los clubes Gimnasia y Estudiantes. Luego se llamó a Concurso Nacional de Anteproyectos, junto a los Colegios de Arquitectos e Ingenieros, y en abril de 1993, sobre un total de 79 trabajos, el jurado (integrado por la Fundación, los Colegios profesionales y un representante de los participantes) le otorgó el primer premio a la propuesta del arquitecto argentino Roberto Ferreira, quien reside en Barcelona, España. En la foto el estadio con las obras muy adelantadas.

Inaugurado el 7 de junio de 2003, el Estadio Ciudad de La Plata es uno de los más modernos de Latinoamérica, aún sin haberse completado la totalidad de las obras proyectadas. En la foto obtenida y presentada por gentileza del fotógrafo Gustavo H. Torre se aprecian los trabajos, allá por el año 1999.

El Doctor Dardo Rocha en su despacho, había actuado en política desde muy joven, fue candidato a la presidencia de la República en la crisis eleccionaria de 1886. Toda la vida de Rocha está instalada en la historia de La Plata.

Muy distinta la imagen de la Plaza Italia en el año 1938, se puede avizorar en la ciudad un paulatino crecimiento, aquellas casillas de madera y cinc de los tiempos fundacionales, fueron reemplazadas lentamente por casas de material en algunos casos de dos plantas, con largos balcones de hierro. El monumento a la confraternidad argentino italiana en 1938, fruto de la unidad vecinal, se observa en el centro de la plaza.


Plaza Moreno el 19 de noviembre de 1982, una foto cortesía de Alejandro Paulucci tomada desde un helicóptero, donde se ve la plaza y la ciudad de fiesta y no era para menos, cumplía sus primeros 100 años y la población asistía a los festejos.

Imagen aérea que muestra la diagonal 80 en la extensión que va desde la estación de ferrocarril hasta plaza San Martín en el año 1969. La vista ha cambiado, algunos edificios ya no están y otros han sido reformados.

Construcción del Instituto del Tórax en 27 y 70, inaugurado en 1948 con la presencia del entonces presidente de la Nación, Juan Domingo Perón y el ministro de Salud, Ramón Carrillo.

Descriptiva foto, con muchos detalles para observar, en un día patrio lluvioso, se puede apreciar en la plaza la estación de servicio, el uniforme prusiano del ejército y la presencia del alumnado impecablemente uniformado con sus guardapolvos.

Sector 1

Galería de Fotos> 3 4 5 6 7